No existe mejor forma de conocer a alguien que mirarle a los ojos y cruzar el portal que conduce al interior del alma

martes, 7 de septiembre de 2010

César Rodríguez

Tengo la cabeza llena de momentos infinitos para ti... de la cordura que al mundo le falta y nosotros encontramos bajo las sabanas...
...y cuando duermo te doy la mano porque quiero mostrarte los sueños que por la noche me asaltan...para que seas incluso testigo de lo que mis ojos no alcanzan...

2 comentarios:

  1. ¡Qué bonito! Y que suerte tener a alguien así. Quién pudiera. Lo importante es que sea de verdad y entonces, ¡sí que es precioso! pero, quién encuentra hoy en día... Si es de verdad, tienes un tesoro ¡cuídalo! Un GRAN tesoro.

    Bueno, lo dicho, saludar y ahora sí que me voy :) Adèu, adèu.

    ResponderEliminar
  2. Pues en mi caso no tengo a nadie... Pero si algún día llega, será más intenso que todo lo que podamos leer.

    ResponderEliminar