No existe mejor forma de conocer a alguien que mirarle a los ojos y cruzar el portal que conduce al interior del alma

martes, 7 de septiembre de 2010

"La nada y tú"

Si nada dura para siempre ¿Quieres ser mi nada?

4 comentarios:

  1. Antes me resistía a creer esa realidad pero, ahora la veo, la palpo... ES innegable :( Supongo que habrá que acostumbrarse.
    -----------------------------------

    Simplemente, saludar :) No te conocía pero, me extrañé viendo que había aumentado lo de seguidores y vine por aquí. Encantada de haberme pasado por aquí :) Un saludito y a seguir :)

    ResponderEliminar
  2. Creo que deberíamos mantener la inocencia e ilusión de cuando fuimos niñ@s, pero el día a día (lamentablemente para unas cosas y afortunadamente para otras) hace que se nos abran los ojos.
    En ocasiones me pregunto si conseguiré llegar con algo de inocencia a la vejez..., espero que si.
    Encantada de leerte.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. orale, leí varias de tus publicaciones y esta fue la que me anime a comentar; y es que nunca lo había visto de ese modo. Has abierto una nueva puerta en mi vida.
    Te sigo, esperando tu nueva publicación. :)

    ResponderEliminar
  4. Gracias Fabi!!!
    He estado algo desconectada últimamente, pero retomaremos las formas con más ganas si cabe.
    Un abrazo

    Facundo Cabral -Esta la Puerta Abierta

    Está la puerta abierta,
    la vida está esperando
    con su eterno presente,
    con lluvia o bajo el sol.

    Está la puerta abierta,
    juntemos nuestros sueños
    para vencer al miedo
    que nos empobreció.

    La vida es encontrarnos,
    para eso nacemos,
    porque el punto más alto
    es llegar al amor.

    Y no hay amor de uno,
    sólo hay amor de todos,
    y por ese motivo
    estamos hoy aquí.

    Está la puerta abierta,
    la vida está esperando
    con su eterno presente,
    con lluvia o bajo el sol.

    Está la puerta abierta,
    juntemos nuestros sueños
    para vencer al miedo
    que nos empobreció.

    Iremos de uno en uno,
    después de pueblo en pueblo
    hasta rodear al mundo
    con la misma canción.

    Todas las cosas bellas
    comenzaron cantando,
    no olvides que tu madre
    cantando te acunó.
    Todas las cosas bellas
    comenzaron cantando,
    no olvides que tu madre
    cantando te acunó.

    ResponderEliminar