No existe mejor forma de conocer a alguien que mirarle a los ojos y cruzar el portal que conduce al interior del alma

viernes, 24 de septiembre de 2010

Ruido de carruaje... Historia Zen

"Cierta mañana, mi padre me invitó a dar un paseo por el bosque y yo acepté con placer.

El se detuvo en un claro, y después de un pequeño silencio, me preguntó:

-Además del cantar de los pájaros, ¿oyes algo más?

Afiné mis oídos algunos segundos y respondí:

-Estoy oyendo el ruido de un carruaje.

-Eso mismo, dijo mi padre. Es un carro vacío...

Le pregunté a mi padre: -¿Cómo puedes saber si el carruaje está vacío, si todavía no lo vemos?

-Mira, respondió mi padre. Es muy fácil saber si un carruaje está vacío, por causa del ruido. Cuanto más vacío está el vehículo, mayor es el ruido que hace.

Me hice adulto, y hasta hoy, cuando veo una persona hablando más de lo que debe, inoportuna, interrumpiendo la conversación de todo el mundo, tendo la impresión de oír la voz de mi padre diciendo:

"Cuanto más vacío está el vehículo, mayor es el ruido que hace"....

Imagen tomada de aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario