No existe mejor forma de conocer a alguien que mirarle a los ojos y cruzar el portal que conduce al interior del alma

jueves, 31 de marzo de 2011

Tu cajón de ropa limpia

Doblaré mi alma para protegerla de los males externos y las huellas de la soledad
y la guardaré acompañada de todos mis restos...

Guardaré las caricias, mis caricias,
las que no han querido salir y siguen a tu espera,
para sentirte, para tocarte...

Lo mismo haré con mis labios y los besos no dados, los tuyos...
Y cuando estés a mi lado, te morderé la boca,
te comeré de a poco, hasta saciarme de ti.

Incluso los abrazos, a ellos también los guardaré,
esos abrazos que ya no me aguanto las ganas de darte.

Lo guardaré todo, metido en un cajón, para que cuando llegues...
esté como a tí te gusta, ordenado, en su sitio, listo para usar y con olor a ropa limpia.

P.A.M (31 de Marzo de 2011 ás 23:22)

No hay comentarios:

Publicar un comentario